Por Ibone Olza, psiquiatra perinatal

Cuando una madre mata a su bebé en medio de un delirio lo más seguro que tenga una psicosis puerperal. Un cuadro grave, que sucede en uno o dos de cada mil pospartos. Una enfermedad psiquiátrica, que con tratamiento se puede curar por completo en pocas semanas. Sin tratamiento, hay alto riesgo de suicidio materno y/o infanticidio. La psicosis puerperal es una urgencia y un trastorno que todos los profesionales que atienden a madres recientes deberían saber reconocer y atender. Lo más urgente ante la más mínima sospecha son dos cosas: no dejar sola ni un instante a la madre y asegurarse de que reciba atención médica y psiquiátrica urgente.

Lo que sucede en países como España, donde los recursos para la salud mental perinatal son casi inexistentes, cuando una madre tiene una psicosis puerperal es trágico. No sólo el sistema falla a la madre y a su familia no atendiéndola como necesita, sino que además los medios se encargan de juzgar a la madre como si de una criminal se tratara. Vulneran todos sus derechos, se publica su nombre y apellidos con sus fotos, se airean todos los detalles de su historia, difunden las imágenes más terribles. Todo sin la más mínima reflexión ni criterio. En vez de aprovechar para visibilizar la inexistente atención a la salud mental perinatal, en vez de reflexionar sobre todo lo que falló (la madre ya tuvo un episodio en el posparto anterior, la abuela pidió ayuda: ¿porqué no se trató como una urgencia médica en vez de social?), en vez de informar a la población de cuales son los síntomas de la psicosis puerperal (insomnio, confusión, delirio), en vez de exigir respeto y garantizar que la madre y sus familiares reciban una atención digna…Se juzga, se cotillea, se ofende, se estigmatiza, se miente…Todo eso sólo puede favorecer que siga habiendo casos así de dramáticos o incluso peores.

La psicosis puerperal es una enfermedad mental del posparto. Es más frecuente en mujeres con antecedentes familiares de trastorno bipolar. Aparece casi siempre de forma brusca en las primeras semanas o meses tras el parto. Cuando ya ha aparecido en un posparto el riesgo de que se repita en el siguiente posparto es altísimo. La madre con una psicosis puerperal delira: puede pensar que habla con Dios o que su bebé es una encarnación del demonio. El riesgo de suicidio o de infanticidio es altísimo. Es urgente que se informe a toda la sociedad, que se prevenga, que las madres recientes, sus parejas y sus familias sepan cuales son los signos de alarma y como actuar, que los profesionales estén bien formados, que haya unidades de hospitalización psiquiátrica madre bebé donde poder tratarles de forma conjunta.

La psicosis puerperal pasa. Las madres que han matado a sus bebés o hijos en pleno delirio vuelven a la realidad y tienen que transitar un infierno: comprender lo que hicieron estando enajenadas, muy enfermas. Ojalá reciban tratamiento adecuado, comprensión, psicoterapia, ojalá sean tratadas como enfermas y no como criminales.

Para saber más:

Compartir este contenido en:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies