psicosis posparto

Información para parejas

Una guía para parejas

Extraído de la guía Pospartum Psicosis: a Guide for Partners

La Psicosis Posparto es una experiencia traumática, tanto para las mujeres como para sus parejas. Algunos padres británicos contaron lo que les hubiera gustado saber, y nos ofrecieron ideas para hacer frente a la Psicosis Posparto durante el ingreso, la recuperación y los momentos posteriores.

En 2004 nació nuestro primer hijo y todo parecía perfecto. El bebé (un niño) era hermoso, sano y feliz. Mi esposa también era hermosa, sana y feliz.

Durante una semana fui feliz como nunca lo había sido, era padre, tenía una hermosa familia, finalmente me sentía adulto.

Mi esposa estaba increíble. Tenía vitalidad y energía, y estábamos disfrutando mucho de la paternidad y presentando nuestro hijo a amistades y familiares… Pero, después de una semana empecé a notar que el comportamiento de mi esposa era un poco… extraño”.

Ella estaba feliz y con energía, pero de repente era como si tuviese exceso de energía… como si el volumen hubiera subido al máximo. Comenzó a tener planes sorprendentes sobre como hacer fortuna y empezó a organizar todas nuestras pertenencias por color. Hablaba de cómo los colores parecían particularmente vibrantes, los sonidos se amplificaban y los olores eran abrumadores. Finalmente comenzó a tener conversaciones con su padre muerto… obviamente algo iba mal, muy mal”.

Los primeros síntomas

Para algunas mujeres, la enfermedad se desarrolla muy rápidamente y resulta obvio que algo no está yendo bien. Para otras, las cosas pueden suceder de forma más gradual. Esto suele ser difícil para sus parejas ya que no están seguros de que debe considerarse como extraño y en qué momento se debe buscar ayuda

¿Qué causa la psicosis posparto?

Todavía se sabe poco sobre las causas de la Psicosis Posparto. Lo que sabemos actualmente es que:

  • La Psicosis Posparto no es culpa de la madre ni de su pareja. No es debida a nada de lo que hayan pensado o hecho. Las dificultades de pareja, los ingresos familiares o que el bebé haya sido una sorpresa no son causa Psicosis Posparto.
  • Parece que los cambios bruscos en los niveles hormonales después del nacimiento pueden estar vinculados con la Psicosis Posparto, pero las investigaciones no han identificado cómo influyen estos factores.
  • Los factores genéticos parecen jugar algún tipo de papel. Las mujeres son más propensas a tener Psicosis Posparto si una familiar cercana ha tenido Psicosis Posparto.
  • Las mujeres con antecedentes de trastorno bipolar tienen alto riesgo de Psicosis Posparto.
  • Los patrones de sueño interrumpido podrían estar implicados, en algunos casos, en el desencadenamiento de la Psicosis Posparto.
  • Existe evidencia acerca de que el tipo de parto o los partos traumáticos son factores que influyen. Es posible que exista solapamientos con enfermedades físicas que se producen durante el parto, tales como la preeclampsia o infecciones.
  • Es necesaria más investigación sobre las causas de la Psicosis Posparto.

El tratamiento de la psicosis posparto

Los padres explicaron que buscar tratamiento suele generar un amplio abanico de emociones y sentimientos relacionados con la deslealtad, la culpa, el alivio, la impotencia, el estrés y la frustración. Suele ser difícil el recorrido los Servicios Sanitarios, requiere mucha tenacidad.

El manejo de la enfermedad en casa puede ser muy duro para la pareja y el resto de la familia.

Si estás cuidando a tu pareja en casa o mientras esperáis que quede una cama del hospital esté disponible, estos consejos sobre sobre cómo actuar pueden servirte de ayuda:

  • Al sentarte, colócate a su lado en vez de enfrente a ella, resultarás más acogedor y menos conflictivo si ella está confusa. Trata de seguir siendo su “amigo” y habla con ella a pesar de que tal vez no seas capaz de hablar de todo lo que pasa.
  • Trata de mantener silencio y calma, los ruidos fuertes y las imágenes de televisión pueden ser demasiado estimulantes para ella.
  • Trata de limitar el uso del teléfono móvil por tu pareja, si es posible. Puedes evitar así que ella luego se avergüence de haber llamado a amigos o compañeros/as de trabajo cuando se sentía mal o psicótica.
  • Trata de ser comprensivo con lo que ella piensa que es real.
  • No te tomes de manera personal lo que ella dice o hace. Estas cuestiones son causadas por la enfermedad y no corresponden con lo que ella realmente piensa.
  • No dudes en llamar al 061 o al equipo de salud mental si estás preocupado por la seguridad de tu pareja, de tu bebé o de ti mismo.

En un primer momento, cuando los síntomas son graves, probablemente tu pareja necesite ayuda para cuidar al bebé y/o estar ingresada en psiquiatría

Tuve una reacción inicial de shock e impotencia. Me sentí muy confundido acerca de lo que estaba sucediendo conmigo, con mi esposa y con todos nosotros. Temí por cómo íbamos a enfrentar el futuro (mi esposa era -y  es- una persona muy organizada). Me preguntaba si alguna vez volvería a ser ella misma”.

Unidades madre-bebé

Las UMB son el mejor espacio para el tratamiento de la Psicosis Posparto. Están constituidas por equipos de atención sanitaria con expertos/as en problemas de salud mental tras el parto. Proporcionan la infraestructura adecuada para cuidar al bebé y apoyar el desarrollo del vínculo entre la madre y el bebé. Algunas unidades tienen espacios donde también pueden quedarse las parejas.

La investigación indica que las mujeres que reciben cuidados para la Psicosis Posparto en las UMB se sienten más satisfechas con el cuidado recibido, se recuperan más rápidamente y se sienten más seguras en la atención que proporcionan a su bebé cuando se van a casa.

(Por desgracia en España no existen unidades de hospitalización completa madre bebé. En el hospital Clinic de Barcelona existe una unidad madre-bebé de día).

Si tu pareja es admitida en una unidad de hospitalización breve de Psiquiatría, puedes facilitar su recuperación la organización de visitas regulares con el bebé en las que se le de la oportunidad de ayudar a vestir, alimentar y cambiar el pañal al bebé, así como dedicar el mayor tiempo posible para mostrar cariño y amor. Además, puedes llevar a pasear al bebé cerca del hospital con ella o ir a tomar un café juntos cuando le permitan salir.

Puede que tu pareja no esté dispuesta a acudir a un hospital voluntariamente. El “ingreso involuntario” es un procedimiento legal para poder averiguar si tu pareja tiene o no la capacidad legal para aceptar o rechazar el tratamiento.

La idea de haber ingresado a tu pareja en contra su voluntad puede hacerte sentir incómodo. Tal vez te preocupe que tu pareja o su familia se molesten u ofendan por tu decisión. En todo caso, tu pareja está más segura en el hospital. No te sientas culpable si ella ha tenido que ser internada de forma involuntaria. Así, tendrá el tratamiento y apoyo que necesita para superar este momento. Tanto si es ingresada en un hospital de forma voluntaria como si es por internamiento involuntaria lo que importa es que en reciba la ayuda que necesita.

Medicación

Aunque tu pareja solo estará en el hospital por un corto periodo de tiempo, probablemente tendrá que tomar medicación, tras la salida del hospital, durante bastante tiempo.

Las dosis de medicamentos son diferentes en función de cada persona. Muchas personas han de tomar 3 o 4 semanas la medicación para obtener el efecto necesario. Los médicos/as que atienden a tu pareja estarán pendientes de tu mujer y le cambiarán la medicación si lo consideran necesario. Consulta a los médicos/as y/o enfermeras si tienes alguna duda sobre la medicación de tu pareja. 

Medicamentos utilizados comúnmente para tratar la Psicosis Posparto:

  • Antipsicóticos: se utilizan para ayudar a tratar los síntomas psicóticos tales como las creencias extrañas (delirios) y ver o escuchar cosas que no existen (alucinaciones). También puede ayudar a reducir la ansiedad y el estado de ánimo exaltado (manía).
  • Pastillas para dormir o hipnóticos: se utilizan a corto plazo para ayudar a recuperar los patrones de sueño normales.
  • Benzodiazepinas: se utilizan para ayudar a reducir el desasosiego y la ansiedad.
  • Los estabilizadores del humor: se utilizan para tratar el estado de ánimo exaltado (manía), el bajo estado de ánimo (depresión) y los cambios drásticos en el estado de ánimo.
  • Los antidepresivos: se utilizan para ayudar a mejorar el estado de ánimo bajo, pero en las mujeres con Psicosis Posparto se suelen usar junto a estabilizadores del estado de ánimo.

 

TEC (Terapia electroconvulsiva)

En algunos casos, los síntomas más graves de la Psicosis Posparto persisten incluso cuando se ha tomado medicación durante mucho tiempo. Si este es el caso, o si la enfermedad es particularmente grave, desde psiquiatría pueden recomendar que se tenga en cuenta la TEC. El Royal College of Psychiatrists ofrece información de interés respecto a esta terapia: www.rcpsych.ac.uk/expertadvice/treatmentswellbeing/ect.aspx

 

Efectos secundarios

La medicación para la Psicosis Posparto puede tener algunos efectos secundarios desagradables, sobre todo cuando se comienzan a tomar. La web Choice and Medication es un buen recurso para encontrar información sobre la medicación, los efectos secundarios y consejos sobre su seguridad durante la lactancia materna.

www.choiceandmedication.org/ncmh

 

Habla con tu pareja, pregúntale cómo se siente. En caso de que no esté satisfecha con la medicación o que esté preocupada por los efectos secundarios que puedan tener los medicamentos en el cuidado del bebé, explícaselo al médico/a. Trata de que tu pareja no interrumpa el tratamiento repentinamente hasta haber hablado con su médico/a.

La mayoría de los psicofármacos son compatibles con la lactancia materna. Puedes consultar la web: www.e-lactancia.org

 

Tu papel durante el ingreso hospitalario

El tiempo de ingreso hospitalario es una cuestión individualizada. De media, el tiempo para una mujer con Psicosis Posparto en Reino Unido está en torno a 8-12 semanas, aunque algunas mujeres están solo dos semanas y otras mucho más tiempo.

Como pareja, tu rol durante el ingreso abarcará el cuidado de ti mismo, el de tu pareja y el del bebé. Pueden ser momentos difíciles y es probable que estés agotado. Sentirse solo, confundido, estresado, frustrado o inseguro sobre cómo ayudar son situaciones habituales en este momento.

 

Informar a la familia y amistades

Merece la pena darse un tiempo prudente para pensar sobre quién necesita saberlo y qué necesitan saber sobre la situación que vivís. Al explicar lo que está sucediendo a la familia y amistades pueden surgir momentos complicados. Puede ser difícil para algunas personas aceptar que alguien cercano a ellos sufre una enfermedad mental.

Algunas cuestiones en las que pensar:

  • ¿Quién necesita conocer toda la situación y quién tan solo un poco de lo que está ocurriendo?
  • ¿Tú pareja quiere recibir visitas ya?
  • ¿De quién necesitas soporte tú?
  • ¿Qué ayuda práctica necesitas que te ofrezcan?
    • Preparar comidas
    • Tener a tus amistades y familiares informados
    • Cuidado de los niños/as
    • Ayuda con las tareas del hogar

 

A la 1 a.m. llamé a mi mejor amigo que vivía a 30 minutos. Su esposa estaba en mi puerta 45 minutos más tarde. Fue una maravilla. Se encargó de llamar al hospital y consiguió una comadrona que pudiera ofrecernos alimentación de fórmula. Barrió los cristales rotos de la vajilla y, lo más importante, me hizo una taza de té”.

A continuación, se muestran algunos consejos de personas que han pasado por esto:

  • Habla con tu familia y la familia de tu pareja tan pronto como sea posible.
  • Pide a la gente que no llame al hospital o directamente a su pareja los primeros días.
  • La comunicación de novedades se puede realizar mediante correo electrónico o mensajes de texto si es difícil llamar por teléfono a todo el mundo.
  • Pide a un amigo/a de confianza que trasmita tus mensajes a familiares y amistades para evitar tener que pasar todo el tiempo haciendo llamadas para actualizar la información a todas las personas.

Emocionalmente era muy difícil porque ella no podía hacer nada. Nuestro día a día recayó sobre mí”.

 

 

Apoyando a tu pareja en el hospital

A partir de las conversaciones con médicos/as y enfermeras tendrás gran cantidad de información que quizá sea compleja de comprender por el uso de términos sanitarios desconocidos para ti.

Puede serte útil llevar un cuaderno donde anotar:  números de teléfono importantes, nombres de psiquiatras y enfermeras que atienden a tu pareja, fechas de reuniones, el nombre y la dosis de la medicación, la evolución de tu pareja, qué síntomas está teniendo cuando la visitas o llamas por teléfono, cualquier consejo que te van ofreciendo y las preguntas que tú necesites hacer. No tengas miedo de preguntar a los médicos/as y enfermeras aquello que dudes y tomarte tiempo para que te expliquen lo necesario.

Fue una época extraña, porque no reconocía a quien estaba en el hospital como mi mujer. Sentía como si alguien extraño hubiese ocupado su lugar y yo estuviese solo, por mi cuenta”.

Lo que marcó la diferencia en nuestro caso fue, acceder a apoyo profesional de manera puntual. No puedo agradecer lo suficiente el apoyo que recibimos”.

Cuidados en la unidad Madre-bebé

En la unidad madre bebé, el personal de enfermería, a menudo hace una gran cantidad de cuidados al recién nacido en los primeros días para ayudar a tu mujer a descansar. Pero es importante encontrar un equilibrio para que tu pareja vaya ganando confianza en sus habilidades como madre.

Si tu pareja está ingresada en una unidad Madre-bebé, puedes preguntar lo siguiente:

  • ¿Cómo planea el hospital los cuidados de tu bebé? ¿cuáles son los protocolos de cuidados al recién nacido en ese hospital?
  • ¿Van a dar apoyo a tu pareja para dar el pecho o para alimentar con biberón?
  • ¿Qué partes del cuidado al recién nacido va a poder realizar tu pareja y cuales vas a poder hacer tú cuando estés de visita?
  • ¿Tienen horarios de visita para las parejas o podrás entrar cuando quieras?
  • ¿Puedes quedarte a dormir con tu pareja?
  • ¿Qué clase de profesionales sanitarios estarán al cargo de tu pareja? ¿cuáles son sus funciones?

 

Cuidados en una planta de psiquiatría

Las plantas de psiquiatría pueden parecer caóticas y un poco aterradoras. Habitualmente no parecen ser el mejor ambiente para un bebé. Si tu pareja está ingresada allí, estaría bien poder preguntar:

  • ¿Hay algún lugar donde tener algo de privacidad durante las visitas? ¿salas de familiares o habitaciones privadas?
  • ¿Puedo llevar al bebé durante la visita? ¿cuándo y por cuánto tiempo?
  • ¿Hay facilidades para extraer, refrigerar o calentar la leche?
  • ¿Cómo planean llevar a cabo los cuidados físicos necesarios del postparto?
  • ¿Va a disponer mi pareja de salidas cortas donde yo pueda llevar al bebé para dar un paseo alrededor por los jardines o ir a tomar un café?
  • ¿Existe la posibilidad de hacer un traslado a una unidad materno-infantil psiquiátrica cuando haya una cama libre? 

Me hubiese gustado entender más sobre esta condición y sobre lo que yo podía hacer para ayudar. ¿qué era normal? Nada parecía normal para mí y yo me sentía asolado y apartado de los cuidados”.

 

Los cuidados del bebé

Cuidar de un bebé puede ser nuevo para ti. Recuerda que las primeras semanas tras haber tenido un bebé son duras para todos los padres, incluso sin preocupaciones adicionales o trabajo extra que puedas tener.

Todos los padres recientes necesitan ayuda y consejos en los primeros días, así que no tengas miedo de preguntar a la matrona o profesional sanitario para cualquier apoyo o consejo que necesites en relación a la alimentación, coger al bebé, bañarlo, rutinas de sueño y el vínculo con tu hijo.

Si tu pareja está en una unidad madre-bebé, intenta involucrarte al máximo en los cuidados del bebé cuando estés allí. No tengas miedo de pedir ayuda al equipo sanitario con los cuidados y el vínculo con tu bebé. Acude lo máximo que puedas a las visitas, aunque no duren mucho rato y pasa tiempo con tu bebé.

 

Cuida tu propia salud

Cuidar de tu pareja y de tu familia es agotador. Puede parecerte especialmente difícil si la persona a la que sueles pedir apoyo es tu pareja. Ella no puede estar ahí para ti debido a su enfermedad. Puede que te sientas estresado, ansioso, algo deprimido o con malestar. Es bueno que lo dejes salir, no es egoísta pensar en ti mismo.

Por un lado estaba mi mujer enferma y por el otro yo era el único que debía ser fuerte y apoyarla, cuidar de ella y del bebé, y no mostrar nada de estrés o debilidad”.

A muchos padres les parece que tomarse una hora o así a la semana fuera de las visitas hospitalarias y el cuidado del bebé, es vital para su salud y bienestar. Tómatelo como una prioridad, tener tiempo para ti mismo, sin importar si es para ir a dar un paseo, salir en bici o pasar tiempo con un amigo.

 Yo suponía que tendría que preocuparme por el dinero, porque obviamente tenía que cuidar del bebé y no podría trabajar. Y todos esos pensamientos sucedían a la vez en mi cabeza”.

Asegúrate de que comes y duermes lo suficiente. Si te parece difícil lidiar con tus emociones o te cuesta conciliar el sueño, contacta con tu médico de cabecera o pregunta si existe algún tipo de asistencia para ti donde está ingresada tu pareja. Está bien reconocer que te sientes estresado cuanto tu mundo se viene abajo.

 

Gestionar el trabajo

Es normal estar preocupado por el trabajo y la economía después de que finaliza tu baja de paternidad. Estaría bien hablar con tu jefe sobre la situación por la que estás pasando (y conocer cuáles son tus derechos laborales). Tu jefe tiene la responsabilidad de cuidar de tu salud y bienestar, y puede que sea posible que cojas una baja por enfermedad o cuidados, o incluso una excedencia.

Recuperación

Lo has hecho muy bien durante el tiempo que tu pareja ha estado en el hospital. Ahora es momento de que ella vuelva a casa. Es normal que los dos os sintáis nerviosos al respecto. Volver a casa es el comienzo de un proceso de recuperación profundo y puede ser un largo recorrido.

Consejos para los primeros pasos:

  • Tu pareja probablemente habrá perdido la confianza en sí misma como madre. Intenta no mostrarte como el “experto” del bebé. Hazle saber que también hay cosas sobre las que te sientes inseguro y preocupado.
  • Intenta apoyarla a ir dando pequeños pasos en el cuidado del bebé de forma independiente en vez de que se retire y te deje a ti hacerlo.
  • Tomaros tiempo para hablaros el uno al otro – los dos estáis haciendo frente a un gran reto.
  • Intentad divertiros juntos, disfrutad de aquellas cosas que habéis echado de menos.
  • Priorizad pasar tiempo juntos.
  • Tomad muchas fotos de vosotros juntos y con vuestro bebé. Le ayudará a tu pareja a recordar mejor esta etapa y ordenar su memoria cuando mire atrás.
  • Asegúrate de que tienes un plan en caso de que los síntomas de tu pareja empeoren de nuevo y de que sabes a quién llamar en una emergencia.

 

Apoyo de servicios de salud

Idealmente debería existir un seguimiento por parte del equipo de salud mental que continuase con el apoyo a tu pareja en casa.

Un profesional sanitario (¿) debería veros en casa al igual que para otros nuevos padres. Puedes pedir más visitas si crees que son necesarias para el apoyo con el cuidado del bebé, el vínculo o recomendaciones sobre grupos de crianza.

Muchos lugares tienen grupos privados de crianza, como aquellos de masaje para bebés, musicoterapia para bebés, lengua de signos para bebés, yoga para bebés, etc. Algunas madres encuentran mucha ayuda en estos grupos y a otras les parece demasiado desalentador criar solas cuando se están recuperando. Muchos grupos están también abiertos a padres y bebés.

*Algunas áreas de UK tienen también especialistas parento-filiales como psicólogos clínicos que pueden ayudar con el vínculo del bebé y con tu pareja para que recupere la confianza.

 

Una vez que tu pareja ha dejado el hospital, es cuando realmente necesitas apoyo, como el de los grupos de padres y poder contactar con el psiquiatra y las enfermeras”.

 

Apoyo informal – amigos, familia y voluntarios

Criar un hijo es mucho trabajo. No temas pedir ayuda a amigos y conocidos en temas prácticos. Puedes preguntar a la gente que vive cerca de ti para que se organicen entre todos para llevarte la comida o para estar disponibles por si necesitas que te compren algo o que hagan alguna colada.

Después de 10 meses, llegamos a un punto en que mi mujer había vuelto a la normalidad en un 75% probablemente. El punto de inflexión fue darnos cuenta de que se podía reír abiertamente sin que los que estuviésemos a su alrededor temiéramos que se hubiera vuelto maníaca. Tomaba decisiones y en general se sentía con el control. Ahora, 5 años después, estamos bien. Mi mujer es la misma que conocí y de la que me enamoré y está manejándose como lo haría cualquier otra madre de dos chicos”.

 

Manejando el impacto de la Psicosis Posparto

La gente se recupera de las experiencias traumáticas de diferentes maneras. Algunas necesitan hablar de ello y otras quieren pasar página y no mirar atrás.

Te encontrarás con que tú y tu pareja tenéis maneras similares o diferentes de manejar lo que habéis pasado. Trabajad juntos en lo que podáis, pero tened claro que es posible que necesitéis ayuda de amigos, familia o terapia individual para cada uno.

Puede costar manejar las emociones difíciles que han formado parte de la enfermedad de tu pareja y su recuperación. Es importante no meterle prisa y ser delicado con sus sentimientos.

Tu pareja puede sentir vergüenza sobre algunas de las cosas que recuerda haber dicho o hecho durante la enfermedad. También puede ser difícil para ella separar lo que en realidad sucedió cuando estaba enferma, de lo que ella pensaba que sucedía – pero no era real.

La experiencia de haber pasado por una Psicosis Posparto no tiene porqué ser “pasó y listo”. Puede que sea difícil de aceptar, pero no vas a poder controlar cuánto tiempo le cuesta a tu pareja recuperarse.

Si puedes estar disponible para hablar con ella diariamente, será menos probable que las cuestiones importantes se barran bajo la alfombra y nunca más se vuelva a hablar de ello.

 

Mi experiencia me dice que: Tú como pareja no puedes hacer que la enfermedad desaparezca. Todo lo que puedes hacer es ser paciente, ofrecer apoyo y buscar la ayuda necesaria sin hacerte cargo de la vida de esa persona

 

Haced todo juntos, incluso cuando tu pareja está enferma. Tomad las decisiones clave juntos. Recuerda que tienes un bebé maravilloso incluso cuando a veces la situación se vuelve difícil.

 

¿Pensando en buscar asesoramiento?
 

Tus experiencias durante la enfermedad de tu pareja pueden dejarte en shock, asustado o superado. Puede que te ayude hablar con un profesional sobre lo que estás pasando. Puedes buscar ayuda profesional en tu centro de salud, para que te den cita con un psicólogo.

 

El impacto en tu relación de pareja

Mientras tu pareja no se encuentra bien y durante la recuperación, tu relación seguramente será muy diferente de como solía ser. Muchas parejas que han pasado por una Psicosis Posparto dicen que su relación cambió debido a la enfermedad. Algunas sienten que la relación se resintió. Otras sienten que su relación se hizo más fuerte porque compartieron la experiencia de pasar por una Psicosis Posparto juntos y aprendieron a respetar la resiliencia y determinación que sus parejas mostraron en el (a veces) largo periodo de recuperación.

Existen distintos servicios o profesionales que pueden ayudar a las pareas con los problemas que hay en la relación y eso puede ser un “soplo de aire fresco”.

“Pasito a paso, creo que estamos recuperando nuestras vidas, pero sin duda esto te quita el aliento…” 

Muchas mujeres que han pasado por una Psicosis Posparto, dicen que hay subidas y bajadas de ánimo en el primer año de recuperación. A veces puede parecer un retroceso si las cosas han ido bien, el tener de nuevo un periodo de bajón en la energía, ansiedad o ánimo depresivo.

Es importante recordar que todas las nuevas madres (y padres), tienen buenos y malos días, así que las lágrimas, estar exhausta y el mal humor, no son necesariamente signos de que tu pareja vuelve a estar enferma.

Algunos síntomas durante la recuperación son más preocupantes, como no poder dormir o tener mucha energía, pues pueden ser signos tempranos de manía.

Busca ayuda profesional si algo te preocupa.

Ofrecer el apoyo correcto a tu pareja mientras que ella maneja sus propios sentimientos y comportamientos, puede ser difícil. Es importante que los dos seáis conscientes de la seriedad que tiene lo que ella está atravesando y estéis pendientes de cualquier signo de que vuelve a empeorar.

Pero trata de ser delicado con el hecho de que tu pareja puede sentirse observada o juzgada y con miedo a que cualquier cosa que haga, pueda ser vista como un síntoma de enfermedad.

 

9 meses después de que naciera nuestro hijo, nos fuimos por primera vez de vacaciones a Cornualles. Había reservado una cabaña-apartamento preciosa, aquello era encantador.

El día después de que llegáramos, recuerdo a mi mujer diciéndome: me encuentro muy bien. Ahí estaban de nuevo, las 4 pequeñas palabras. Instantáneamente el pelo de mi nuca se puso de punta…Yo tenía razón y ella lo supo en cuanto lo dije, aquellas palabras siempre parecían decirse cuando las cosas no estaban bien y entonces ambos nos pusimos alerta”.

 

Hay cosas que puedes hacer para apoyar a tu pareja para que pueda volver a pisar tierra firme:

  • Empodérala por conseguir pequeños logros. Mientras maneja su progreso, ella verá que cada retroceso, no la lleva a la casilla de salida. Es importante para ella que vea lo lejos que ha llegado.
  • Anímala a escribir un diario de emociones. Eso la ayudará a ver qué cosas la llevan a tener mejor o peor humor. Después podréis trabajar juntos en hacer más a menudo aquellas cosas que la hacen sentir mejor.
  • Haz un diario de emociones tú mismo. Conocerte mejor a ti mismo puede ayudarte a saber qué cosas haces que influyan para mejorar o empeorar el ánimo en casa.
  • Si tu pareja ha hecho una lista de cosas que la hacen sentir alegre, delicadamente anímala a probar aquellas cosas que hay en la lista, cuando se encuentre baja de ánimos.
  • Si tu pareja tiene una lista de cosas que la ayudan a sentirse calmada y más relajada, anímala a probarlas cuando la veas estresada o sobreexcitada.
  • Puede ser muy estresante si tu pareja tiene pensamientos suicidas durante su recuperación, pero esto puede ocurrir. No existe evidencia de que preguntar por los pensamientos suicidas, le de a alguien la idea de llevarlo a cabo, así que es mejor hablar sobre ello abiertamente. Anímala a hablar con profesionales de la salud mental sobre sus pensamientos o a buscar ayuda profesional en psicólogos o psiquiatras. Si estás preocupado porque tu pareja está haciendo planes para suicidarse, busca ayuda urgentemente en el 061/112 (¿?), o llévala a urgencias inmediatamente.
  • La Psicosis Posparto es una enfermedad grave y la recuperación puede llevar tiempo. Las mujeres que han tenido psicosis postparto, pueden tardar entre 12 y 18 meses, o incluso más, en sentirse “normales” de nuevo y ganar confianza en sí mismas.
Planes de futuro

El pronóstico a largo plazo después de un episodio de Psicosis Posparto tiende a ser muy bueno. Algunas mujeres no volverán a experimentar ningún otro episodio de enfermedad mental.

Sin embargo, otras que han tenido Psicosis Posparto, volverán a enfermar después de tener otro hijo o tendrán episodios futuros de enfermedad mental no relacionados con la maternidad.

Antes de ser dada de alta por el psiquiatra o el equipo de salud mental, tu pareja y tu deberíais pedir ayuda sobre cómo elaborar un plan de acción en caso de que vuelva a tener una recaída. Este tipo de plan puede estar redactado junto a tu matrona o especialista en salud mental si decidís tener más hijos.

El plan debería incluir:

  • Desencadenantes que pueden hacer que tu pareja sea más vulnerable a la manía o la depresión, tales como el estrés.
  • Algunos signos tempranos a los que estar atentos, como el insomnio.
  • Qué tratamientos o medicaciones y en qué dosis han funcionado bien en el pasado.
  • Qué medicaciones prefiere ella evitar.
  • Donde quiere tu pareja ser tratada si tiene que volver a un hospital
  • El número de teléfono de algún profesional de la salud y servicios que podáis necesitar.
  • Actividades que a tu pareja le resultan de ayuda en su recuperación.

 

Tener otro bebé

Tomar la decisión de tener otro bebé no va a ser sencillo. Pensar en ello puede traeros muchas preocupaciones – ¿vais a pasar de nuevo por las mismas experiencias dolorosas? Cuanto más compartáis acerca de vuestros deseos y miedos, más fácil será tomar una decisión informada juntos. Cosas a recordar:

  • Muchas mujeres que han pasado Psicosis Posparto, deciden tener más hijos.
  • Alrededor del 50% no vuelve a tener Psicosis Posparto después del nacimiento del siguiente bebé – pero la otra mitad, sí.
  • Con el cuidado adecuado, si tu pareja tiene otro episodio, tú deberías saber detectar los signos, pedir ayuda antes de que sea demasiado grave y que la recuperación sea más rápida esta vez.
  • Si decides tener otro/a hijo/a, tu y tu pareja deberíais de hablarlo con vuestro médico de cabecera y ser derivados a un psiquiatra especialista en perinatal tan pronto como sea posible para hablar sobre la medicación y algunas gestiones especiales que hay que hacer durante el embarazo y después del parto. Esto os ayudará a estar lo más preparados posible.

 

 

Compartir este contenido en:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies