Por Marta Sanchez Mena, psiquiatra perinatal

La psicosis postparto, a pesar de tratarse de una emergencia psiquiátrica poco frecuente (afectando a 1 o 2 mujeres de cada 1000), puede conllevar un riesgo de suicidio o infanticidio mayor que otros trastornos mentales durante el postparto. 

Los síntomas de la psicosis postparto, como labilidad emocional, ideas delirantes, alucinaciones y desorganización del pensamiento, pueden resultar aterradores tanto para las mujeres que padecen la enfermedad, como para sus familias y profesionales de la salud que continúan con su seguimiento obstétrico.

La detección de cualquier síntoma incipiente por parte de las matronas es fundamental para poder ofrecer cuanto antes el seguimiento y tratamiento que la mujer necesita. En este sentido, es importante tener presente que una intervención temprana es clave tanto para favorecer una recuperación lo antes posible, como para alcanzar una mejor estabilidad posterior, minimizando los daños colaterales de la psicosis postparto en la mujer, la pareja, la relación con su bebé, y a nivel sociofamiliar.

Las mujeres que padecen psicosis postparto generalmente son atendidas en un equipo de Salud Mental, con el que no posee el estrecho vínculo que se adquiere entre las matronas y las mujeres durante todo el seguimiento prenatal. Hoy sabemos que ofrecer apoyo emocional e información veraz, son condiciones fundamentales para reducir el estrés tanto en la familia como en la relación de pareja.

Incluir a las matronas dentro del tratamiento de la psicosis puerperal puede ser una herramienta muy valiosa, en este sentido, formarlas en el reconocimiento de los posibles síntomas, definir su rol en el tratamiento y comprender la importancia del  trabajo conjunto del equipo de Salud Mental con el de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva para la detección eficaz, y para favorecer una recuperación óptima en las mujeres con psicosis postparto, es una tarea pendiente de vital importancia.

Las matronas pueden tener un papel fundamental para favorecer la recuperación en las mujeres que padecen psicosis postparto, así como para aproximar los cuidados obstétricos con los de Salud Mental. Reconociendo signos y síntomas de psicosis postparto, proporcionando acompañamiento emocional, acercando conocimientos a mujeres y sus familias acerca de esta enfermedad, y formando a las enfermeras en el reconocimiento de síntomas prodrómicos y en la importancia de favorecer y cuidar el sueño de la madre, las matronas pueden empoderar a las mujeres para que alcancen una recuperación óptima de la psicosis postparto.

Extraído del artículo:Posmontier, B. The Role of Midwives in Facilitating Recovery in Postpartum Psychosis. Journal Midwifery Womens Health2010;55:430–437   2010.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies